Realidad.

Posted by The Mage of the Many Shadows on abril 6th, 2009 filed in Amigos, Existenciales, Reflexiones

La magia es “el arte y la ciencia de causar cambios de acuerdo a la Voluntad”. Un Mago, entonces, debe poder generar los cambios que necesita generar, siempre que pueda enfocar su Voluntad. Cuando la voluntad pasajera es ignorada y transmutada, y uno conecta con su “verdadera Voluntad”, es que uno está en ese estado tan particular que se asocia con la figura tradicional del Mago.

Ahora, la realidad es que si bien todos tenemos el potencial para lograr este particular estado, que en el Eon de Osiris podríamos llamar haber llamado “gracia”, es raro que podamos mantenerlo. Es una medida de nuestra evolución el mantenerlo más allá de los problemas mundanos que puedan aquejarnos.

Yo debería saberlo. Alguna vez “estuve ahí”. Hubo breves períodos de mi vida en los que cláramente estaban a mi disposición las cuatro “armas elementales”, y podía moverme líbremente, consciente de mi lugar, de mis habilidades, y de mis limitaciones.

El “hoy” es bastante diferente. Acorralado. Tal vez esa sea la palabra que mejor describe cómo me siento. Encerrado entre cuatro grises paredes que tiñen de un tono deslucido aún el canto de los pájaros en la tarde de otoño.

Una parte de mi sabe que en todo este tiempo de cierre, algo se está gestando… algo está transormándose dentro mío y que en algún momento va a emerger. Que tengo que perseverar, no olvidarme de quién soy y qué es lo que quiero.

Desde el punto de vista práctico, poco cambió en mi vida en casi todo un año. Va a ser un año en el próximo Samhain (del hemisferio sur). Lo que cambia es la percepción de la realidad… esa percepción, a su vez, colorea el futuro. Es un lazo de realimentación fundamental, la percepción, los sueños… y la línea por la que uno transita la vida. Esas dos fuerzas “mueven” la mano que teje el Tapiz, más hacia un lado, más hacia el otro.

Alguien me escribió hoy “todo es lo que vos quieras que sea. La realidad interna crea la externa.” (voy a evitar la parte “cuántica”… al primero que demuestre DONDE en el formalismo de la mecánica cuántica se emiten conceptos como ese, le regalo una cena.). Lo que seguro crea la realidad interna es la percepción de la realidad externa. En parte contribuye a la “realidad externa”, cierto… pero no es lo único que la determina. El mundo es mucho más sutil y diverso que lo que yo “espero” de él… sorprende, maravilla, enseña y cambia. Si mi realidad interna creara la externa, solamente, el Universo sería mucho más aburrido ;-) Igual fue la frase correcta, en el momento más o menos correcto como para ponerme a reflexionar. Gracias.

Me siento “atrapado” por mi realidad externa transitoria… y la única herramienta que hasta ahora encontré para resolver parte de ese estado no me está dando mucho resultado. No se cuál es el equivalente de un “Writer’s block” en un programador.

Y por supuesto, la famosa “realidad externa” no es inanimada, está poblada de gente que emite opiniones, de palabras que más de una vez hieren más de lo necesario, a veces diciendo verdades contrastables, muchas otras “verdades” que no se ajustan a la propia “realidad externa” que las sustenta.

En fin. Es tarde, una vez más. Mañana el día será nuevamente largo. Espero que mejor que hoy.

Extraño la Luna. Extraño las estrellas. Extraño entender.

Lo loco es que uno no “cambia” realmente. El “yo verdadero” sigue ahí, casi puedo tocarlo con la punta de mis dedos. Sólo no puedo despertarlo… está “tapado” por toda esta mugre inconduscente que entierra el presente en un continuo de “urgencias” de toda índole, que uno no puede darse el lujo de evitar atender, so pena de perder el poco espacio que aún existe.

Yo se que mi presente es un “infierno de mi propia creación”. Puedo señalar mil factores externos, algunos más dolorosos que otros. Pero al final de todo análisis, son las decisiones propias las que dan forma a los límites del presente. La parte de la “realidad externa” que ciertamente recibió un influjo de “realidades internas”, en momentos clave en los que tuve que definir cosas.

Y me pregunto si tengo la fuerza para “romper el ciclo”, para invocar de mi interior lo necesario para “quebrar” este lazo de realimentación “descompuesto” que no está ayudando a nada.

Leave a Comment