The Way of the Wysard » Toda noche tiene un amanecer.

Toda noche tiene un amanecer.

Posted by The Mage of the Many Shadows on abril 12th, 2012 filed in Amigos, Rosario

A veces las cosas más simple son las que más cuestan. Y a veces lo que para algunas personas es simple, para otras es tan difícil como imposible.

Creo que hoy, por primera vez en un largo tiempo, empiezo a recuperar el contacto conmigo mismo.  El año pasado, 2011, fue complejo en muchos niveles. Pero mi “viaje por la oscuridad” empezó bastante antes. Es sólo que tal vez en los últimos 18-20 meses se ha hecho más pesado, visible y difícil.

Dicen que está en la naturaleza de quienes nacimos bajo Escorpio el experimentar todo de forma extrema. Y pocas cosas son más extremas que la muerte interior y el subsiguiente renacimiento. Se que no puedo evitarlo. Mi vida tiene ya unos cuantos ciclos de estos encima.

Este último ciclo es por ahí el más largo y el más difícil que enfrenté. Y lo cierto es que no terminó. Me siento como si estuviera en el Solsticio de Invierno: todavía en medio de la oscuridad, pero consciente de que existe una pequeña llama de luz, destinada a volver a iluminarlo todo.

Todo viaje empieza con un primer paso, y si quiero que como resultado de mi viaje recuperar mi habilidad para escribir y expresarme en palabras, el primer paso es ese: escribir y expresarme en palabras. So here I am.

Creo que efectivamente el “fondo” de este ciclo fue en los días alrededor del cumpleaños de mi abuelo, a mediados de Febrero. Las secuelas/heridas de esos días fueron tan fuertes que necesité irme realmente “lejos de todo” para poder volver a empezar. Acá mi gran deuda es a mi amigo Dani, a Leti por hospedarme unos días y a Tam, mi novia que supo entenderme (que seguro que no es fácil).

La conclusión a la que llegué es que permití que los problemas, cargas y expectativas de otros se conviertan en parte de mi. En el camino me olvidé de mi propio rumbo, viendo la salida como algo tan lejano que tal vez ni valía la pena esperar.

La única manera de salir es siendo yo mismo. Para ser yo mismo tengo que dejar de ser lo que otros quieren de mi. Para ser yo mismo, tengo que escucharme a mi mismo. Sin dejar que los enfermos juegos de culpa se pongan en medio.

And thou who thinkest to seek Her, know thy seeking and yearning shall avail thee not unless thou knowest the mystery; that if that which thou seekest thou findest not within thee, then thou wilt never find it without thee.

Y tu que piensas buscarla a Ella, entiende que tu búsqueda y deseo no te servirán a menos que conozcas el misterio; que si aquello que tu buscas no está dentro de ti, entonces nunca lo encontrarás fuera de tu ser.

Este es un fragmento de poesía pagana. Ilustra claramente: las respuestas no están afuera. Están dentro.

Y es curioso cómo cuando uno es fiel a uno mismo y actúa desde ese punto todo el tiempo, el universo personal a su alrededor se “ordena” de esa forma. Hay una respuesta. En mi caso fue la oportunidad de reconectarme conmigo.

Es momento de poner cosas en movimiento. De aprovechar el silencio del invierno para plantar las semillas del mañana.

 

 

 

Leave a Comment